0 0
Pollo con piña, miel y limón

Compártelo en tu red social

O copia y comparte este enlace:

Ingredientes

4 medias pechugas de pollo las pechugas son dos partes, cuando digo 4 medias quiere decir la mitad, 2 enteras en total
1/2 media piña tiene que estar madura y dulce
1 unidad grande aguacate
1 pequeña cebolla roja para quitarle el picor se puede cortar y poner en agua fría una media hora si se prefiere
1/2 guindilla roja guindillas picantes se puede elegir el tipo de guindilla picante según los gustos de cada uno
1 puñado de hojas cilantro
2 cdas. miel
4 cdas. aceite de oliva
al gusto Sal
al gusto pimienta
2 unidades limón
un poco para poner en la plancha aceite

Pollo con piña, miel y limón

"Plato simple de pollo con una explosión de sabores"

  • 1h y 25 minutos
  • Para 4
  • Fácil

La Receta

Comer sano no tiene por qué resultar aburrido, no es cierto que para cuidarnos tengamos que renunciar a esos platos que nos entran por los ojos y se nos hace la boca agua, hay muchas maneras de comer y disfrutar a la vez que divertirse comiendo y con muchos sabores y texturas distintas.

La receta de hoy es una muestra de cómo se puede preparar un simple producto como es el pollo que puede resultar insípido si no se condimenta bien sobre todo la parte de las pechugas, que es la más magra pero tiene menos sabor.

Hoy cocinamos pechugas de pollo simples a la plancha pero con un colorido y una explosión de sabores que es alucinante, que receta mas sencilla y que resultado cuando la pones en el plato, de entrada ya tu gente se quedará entusiasmada con el colorido de esa piña ácida amarilla, el cremosos aguacate verde, la cebolla un toque picante morada, el frescor de las hojas de cilantro y las motitas rojas de la guindilla, todo aderezado con la suavidad de la miel y un toque cítrico, resultado, maravilloso, no me digáis que no se os hace la boca agua, además os aseguro que es ligero y delicioso. Bon profit!!!!!!

 

 

 

SUSCRIBETE A MI CANAL DE YOUTUBE

(Visited 181 times, 1 visits today)

Pasos

1
Hecho

Preparamos y limpiamos bien las pechugas de grasita o residuos. Las reservamos sazonadas con un poco de sal, pimienta y limón.
Cortamos en cuadraditos de mas o menos 1 cm. de grosor la piña, el aguacate, la cebolla y la reservamos.
Picamos el cilantro y reservamos.
En un bol hacemos una especie de vinagreta con la miel, el aceite, la sal , pimienta y el zumo del limón.
Cuando tengamos el punto a nuestro gusto mezclamos todos los ingredientes y removemos para que se impregnen del sabor de la salsa. Reservamos.

2
Hecho

Ponemos un plancha al fuego con un poco de aceite y a fuego fuerte, cuando esté a punto ponemos las pechugas y las marcamos unos 4 minutos por ambos lados, aquí tenéis que tener un poco de ojo ya que el tamaño de las pechugas varían por lo tanto el tiempo también yo os doy una referencia pero puede ser un poco arriba un poco abajo seguramente arriba porque luego hay que acabar de cocinar las pechugas a un horno fuerte durante otros 5 minutos mas o menos.
Una vez cocinadas servirlas en una bandeja y cubrirlas con la ensalada de piña y aguacate, ponerles un chorro de aceite de oliva, espolvorearlas con la guindilla picada fina y un poco de cilantro picado fresco y a disfrutar.

3
Hecho

ALGUNOS CONSEJOS ÚTILES

-El limón nos ayuda también a que el aguacate no se oxide y se ponga negruzco, por lo tanto una vez que hayáis cortado el aguacate, cortar todo y mezclarlo con la vinagreta para evitar la oxidación porque luego nos quedará feo y con mala pinta.
-No remover mucho la mezcla de piña, aguacate y cebolla para no chafar mucho el aguacate que nos queden los demás ingredientes manchados con pasta de aguacate, han de quedar juntos pero no revueltos.
-A mi me gusta cortar las pechugas por la base e igualarlas es decir quitarles la parte del solomillito que llevan debajo y dejarlas un poco planas para que se cocinen por todo igual, no se trata de hacer un filete de pechuga si no de cortarla e igualarla para que quede curioso el plato.
-La vinagreta como todas las vinagretas se pueden alterar según los gustos sin perder la esencia, eso quiere decir que si es pollo con miel y limón no os paséis de pimienta y que solo tenga gusto a pimienta, hay que ser coherentes.

Hasta aquí la receta de hoy espero que os haya gustado y nos vemos en la próxima, os recuerdo que podéis visitar mi canal de youtube y seguirme por mis redes sociales. bssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

anterior
Sopa de boniato, zanahoria, coco y cilantro
siguiente
Sushi bowl de salmón y vídeo candidatura blogueros cocineros. Videoreceta.